Happy Birthday, Amor a la Mexicana! (album)

@danimeizser:

“Ay ay ayyyy, el amor a la mexicana es buenísimo la verdad. Es muy cachondo, es muy sensible. Es muy lleno de… pasión! Obviamente tiene que practicarse con un macho mexicano.  Tequila, caballo, botella, sombrero… bota. No sé, es un amor muy especial… es un amor, muy a la mexicana”

“No recuerdo cuándo se editó por primera vez AALM en mi país, tampoco cuántos singles tuvo y ni siquiera tampoco si obtuvo algún reconocimiento por ventas” fue el primer pensamiento que se me vino a la mente cuando Ana María me contó la idea que tenía para escribir este post. El segundo pensamiento fue una mirada en retrospectiva acerca de cómo era yo como fan de Thalía en la época en que se editó el disco… leía revistas (en ese entonces aún no se contaba con Internet) y me enorgullecía contarle a todo el mundo que me preguntaba si era muy fanática, que sabía el año de nacimiento de Thalía, su color favorito y hasta la talla de su cintura. Claro está que hoy día ya no recuerdo una cosa ni la otra; pero curiosamente hay algo que sí recuerdo a la perfección y son unas palabras introductorias que dice Thalía al comienzo de una versión de un remix de AALM que pasaban en ese entonces por las radios argentinas… quizás fuera extraído de un maxi single, la realidad es que nunca lo supe. Y me llamó la atención el recordar esas palabras con puntos y coma, hasta con la entonación, y no recordar, por ejemplo, los singles que tuvo el disco la Argentina.

Acto seguido empecé a pensar en otras cosas y situaciones de la vida en las cuales me hubiera pasado algo parecido… y fui a dar con los conocimientos adquiridos en la escuela, y por qué no también, en la universidad. Lo que nos pasa a lo largo del tiempo es que nos olvidamos las fórmulas de los teoremas que nos enseñan, las ecuaciones de los modelos y hasta el detalle de los postulados que hacen las distintas escuelas sobre un tema en particular. Pero lo que no olvidamos, o mejor dicho, lo que nos llevamos son ideas generales y recursos que nos permiten afrontar los desafíos que se presentaran en la posteridad. Es como si la mente tuviera un filtro y solo se quedara con aquellas cosas principales que en su momento dejaron huellas en nosotros, y descartara todo lo accesorio. Y ese mismo paralelismo es el que finalmente pude establecer con lo que a mi me ocurre con AALM: puedo recordar por el resto de mi vida y hasta con puntos y comas aquello que marcó mis sentimientos, y claramente este disco y sus canciones lo hizo.

Desde lo “técnico”, AALM es un disco muy sólido y sin altibajos. Cualquiera de sus 10 canciones podría haber sido (o fue) single. Luego los remixes y las reversiones en portugués se sumaron manteniendo ese nivel. Mientras tanto y en ese entonces, las Marías no paraban de emitirse en todo el mundo y como cortina musical se promocionaba AALM. Y Thalía viajaba por el mundo promocionándolo, y daba recitales y todo conformaba una maquinaria con engranajes que funcionaban a la perfección. No obstante estoy convencida de que el punto más fuerte de AALM no fue nada de todo eso sino el hecho de que alguien con tanto amor por México saliera a hacerle conocer al mundo lo que era el “Amor a la Mexicana”; porque cuando uno hace cosas con tanta pasión y sentimientos, del otro lado genera lo mismo. Y esos sentimientos que despertó en mí AALM son los que 15 años después yo hallo intactos en mí corazón y que hacen que pueda recordar cosas que parecieran ser imposibles.

About these ads